Neurodesarrollo: las primeras 4 semanas de vida.

El desarrollo de la motricidad gruesa progresa desde la secuenciade hitos en cúbito prono (boca abajo) que comienzan con levantar la cabeza, seguido del rolado lateral hasta alcanzar la posición sentada y luego, a través de una secuencia de eventos alcanzar la postura erecta y la deambulación (marcha). En las primeras 4 semanas de vida el bebé tiene una mirada espontánea que suele ser vaga y fija y subsiste o se mantiene si se le coloca en posición supina para evaluarlo (Boca arriba). El bebé reposa en la actitud del reflejo tónico- cervical asimétrico: la cabeza girada hacia un costado, un brazo en extensión hacia el mismo lado, y el otro en flexión cerca del hombro u occipucio. En correspondencia con los brazos, una pierna esta extendida y la otra flexionada (como muestra la imágen).En las primeras 4 semanas de vida las manos del bebé suelen estar fuertemente apretadas (en puño), algunas veces una de ellas cerca de la boca. Gran parte de la conducta y neurodesarrollo del neonato (Recién nacido) recuerda los primeros estadíos fetales. El recién nacido no suele estar completamente preparado para las exigencias de la vida post-natal, de allí su inmadurez biológica en ciertos aspectos: la respiración suele ser irregular y el control de la temperatura poco firme. El control/dinámica intestinal también es inmadura. Se sobresalta. llora y estornuda antes estimulos muy leves. Sus umbrales son bajos e inconstantes.

En las primeras 4 semanas de vida extrauterina la tensión y el control motriz es parcial, fugaz y migratoria. u estado de vigilia (despierto) aún no se diferencia claramente del sueño y los ritmos de actividad y reposo estan pocos deslindados. El niño de esta edad se fatiga rápidamente debido a su falta de madurez biológica y al enorme esfuerzo que debe realizar para lograr correlaciones entre sus visceras y los mecanismos sensoriomotores.

Llanto y somnolencia, irritabilidad, reflejan las dificultades de esta crítica etapa de la infancia. de ahí, que el neonato aprecie tanto la comodidad suave y tibia de las sábanas y mantas que posiblemente, reviven en él hábitos de la vida fetal.

Los movimientos de un bebé de 4 semanas de vida son bruscos, suelen contraer los puños, lo cual parece sugerir los vestigios de la presión y pendulación de etapas sucesivas. El niño de 4 semanas descanza en una posición que recuerda la pose del “esgrimista”: cabeza girada a un costado, un brazo extendido en la misma dirección y el otro flexionado a la altura del hombro: Cuál es la importancia de la existencia de esta postura? .- Promueve y canaliza la fijación/contactto visual sobre la mano extendida, aproximación del objeto y a la manipulación del mismo.

Dra. Maria Laura Braz.

tema-5-reflejos-y-comportamiento-motriz-25-638 (2).jpg
imágen: Web.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s