Zika y microcefalia. Algunas consideraciones.

perimetro-cefalicoLa microcefalia es una alteración neurológica en la cual existe la circunferencia de la cabeza es más pequeña que el promedio para la edad y el sexo del niño. Se define también como una circunferencia de la cabeza más de dos desviaciones típicas bajo la norma para la edad y el sexo.

La microcefalia es una condición relativante rara, la cual puede ser congénita o desarrollarse en los primeros dos años de vida.

La microcefalia ha cobrado interés continental por la reciente asociación de casos de este defecto congénito y otras malformaciones neurológicas, en recién nacidos, de madres cuyo embarazo estuvo expuesto a infección clínica o inaparente por el virus zika, especialmente en el primer trimestre del embarazo. Más de 3.000 casos de esta anomalía se identificaron en 2015 en Brasil, un incrmento de 20 veces el número de casos identificados en 2014 o en 2013, en los estados del Nor-Este del país. En lo que va de 2016, el número de casos de microcefalia notificados supera los 15 al día.

La relación causal de este defecto congénito y otros hallazgos, como calcificaciones intracerebrales, y graves lesiones retinianas maculares, parece ser cada vez más evidente y vinculado con el virus zika, en niños expuestos intraútero a la infección, especialmente en el primer trimestre del embarazo . Más recientemente se ha podido identificar mediante técnicas genéticas, la presencia del virus en el líquido amniótico y en niños afectados por micocefalia en Brasil y El Salvador. El ministerio de Salud de Brasil elaboró una alerta  en diciembre de 2015, recomendando evitar los embarazos en aquellas áreas de mayor actividad de la epidemia de zika, que en este momento alcanza cerca de 1.500.000 personas afectadas, en más de 20 estados de ese país.

Es obvia la importancia de este problema de salud pública, y sus potenciales consecuencias sobre la salud del recién nacido y su desarrollo posterior.

Urge que nuestro país, expuesto recientemente al virus, planifique, implemente y prepare, oportunamente, medidas de vigilancia y control de esta enfermedad, lo más pronto posible, entre las que se cuenta, el control ecosonográfico del desarrollo del feto de madres expuestas al virus, sintomáticas o no o que residan en áreas de alta transmisión de la enfermedad y aplicarlas, especialmente, a partir del mes de abril de 2016, fecha en que comenzarán a nacer niños, potencialmente expuestos, después de la introducción estimada del virus en Venezuela. Será necesario que pediatras, neonatólogos, neuropediatras y gineco-obstetras planifiquen estrategias para desarrollar los cuidados materno-fetales y del recién nacido afectado.

Créditos: Dr. Pablo Leisse. José Félix Oletta L. Ana C. Carvajal. Julio Castro M. Oswaldo Godoy. Carlos Walter V. Ángel Rafael Orihuela. Saúl O. PeñaAndrés Barreto.

Sociedad Venezolana de Salud Pública. Red Defendamos la Epidemiología Nacional. fecha de publicación:: 15 de enero de 2016

Adaptación: Dra. Maria Laura Braz.

Imágen: Tomada de la web.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s